miércoles, 9 de agosto de 2017

5 tips para emprender en momentos de crisis

Esto ha sido parte de mi filosofía empresarial: No hay razones válidas para dejar de emprender. Y cuando la mayoría piensa que los momentos de crisis no ofrecen oportunidades favorables para decidirse a desarrollar un nuevo proyecto o una nueva idea de negocio, la experiencia ha demostrado que aun en esas circunstancias hay que permanecer activo y enfocado hacia nuestras metas.

Con esto no estoy desconociendo lo delicado que puede ser atravesar momentos de crisis ni mucho menos desdeñando las consideraciones hacia la prudencia de invertir temiendo al fracaso. Solo quiero destacar la importancia de desafiar el entorno adverso con acciones que rompan paradigmas y nos acerquen hacia la revisión de nuestras potencialidades para así reinventarnos, adaptarnos y reimpulsarnos según la contingencia.

La teoría económica nos indica que a mayor crisis económica, mayor cantidad de emprendedores que buscan subsistir ante la poca empleabilidad o amenazas de desempleo. Pero más allá de eso, está la fortaleza que nos caracteriza a los venezolanos de crecernos ante la adversidad y afinar la atención en busca de oportunidades que nos permita surgir económicamente.

Ese ha sido parte del secreto del Grupo Libi que lejos de paralizarse optó por la sobre marcha, escuchó las necesidades de sus consumidores y recurrió a esa incalculable reserva de talento proveniente de su equipo de gerentes y colaboradores  para hacer los cambios y las inversiones necesarias hasta llegar al crecimiento sostenido que hemos experimentados en los últimos años.

Para los que aún no lo han intentado porque no saben por dónde empezar, aquí les dejo unos tips que de seguirlos pueden ser el inicio de una feliz experiencia en sus vidas como profesionales y empresarios:

-       Descubre tu verdadera pasión y conviértelo en un producto o servicio para ofrecerlo a los demás. Difícilmente ofrecerás algo diferente y competitivo si ni siquiera te interesa cierto tema o rubro.

     Verifica que eso que puedes ofertar sea solicitado o susceptible de ser comercializado en un sector de la población. De nada sirve prepararte para ofrecer algo que a pocos le interesa.

-       Construye una  marca personal y una presencia digital en torno a tu proyecto de emprendimiento. En la era digital si no estás en Internet de la mejor manera, sencillamente no existes.

-       Reúne el equipo mínimo necesario que te ayude en aspectos importantes del negocio que no dominas. Así sea por la vía del intercambio o del apoyo familiar, debes prever la asistencia profesional del contador, la asistencia jurídica y todo lo necesario para empezar a operar.

-       Estructura y cumple un plan de negocio. Puedes ser flexible y creativo pero nunca improvisado, un traspiés en estas circunstancia acabaría con la misión. Además que la planificación atrae aliados en términos de capital humano y financiamiento.


Por supuesto que esto no lo es todo, ni pretendo que sea una receta infalible hacia la el éxito financiero como abunda tanto en estos tiempos. Pero es la fundamentación de un buen comienzo, una apuesta contra la inercia apoyada en excusas derrotistas y sobre todo una recomendación sincera de alguien que ha sorteado muchas dificultades y se ha vuelto a levantar hasta alcanzar el éxito.

viernes, 21 de julio de 2017

Mauro Libi: Valores familiares para una mejor sociedad

En momentos de turbulencia social se hace necesario revisar las bases que definen nuestra vida y nuestro comportamiento social. Lo que implica investigar a fondo los principios y valores que se inculcan desde la institución familiar.
Y es que más allá de los tiempos que vivimos, los adelantos tecnológicos o la misma globalización, la familia sigue siendo la base de la sociedad civil, el escenario idóneo para la crianza, educación e integración social de los futuros ciudadanos, y son los padres, a través de la convivencia sana y el buen ejemplo, los principales responsables de aplicar esos valores que en un momento dado dejan de ser familiares para regir a toda una sociedad.

Bien se dice que la familia es la primera escuela de virtudes humanas que todas las sociedades necesitan. Un centro de aprendizaje y de retroalimentación de enseñanzas. Porque no hay jefe o jefa de familia que no haya aprendido en carne propia el amor incondicional, el compromiso, la tolerancia y el respeto a la diversidad ante los retos que implica conocer, comprender y sacar adelante a sus hijos tal y como son.
En mi caso particular puedo decir con propiedad que los valores familiares marcaron profundamente el camino personal y profesional en función de servirle a mi país. La honestidad, la responsabilidad, la disciplina, el amor al trabajo, el deseo de superación, el respeto y la solidaridad son solo algunos de los valores “heredados” de mi familia y que ahora transmito a los míos como un legado que nos llena de orgullo.
Incluso en la Casa Hogar Al Fin, una ONG del Grupo Libi para la atención integral de niños en situación vulnerable, desechamos el viejo concepto de albergue de menores y adoptamos el esquema familiar como comunidad de amor y solidaridad, para formarlos bajo las virtudes y valores humanos, ciudadanos, culturales, éticos y espirituales que regirán sus vidas mientras crecen y a futuro.


Algo debe estar pasando cuando hay padres que no se comunican con sus hijos, cuando las cifras de maternidad en adolescentes siguen en alza, cuando los ancianos son abandonados a su suerte, cuando ya no comparten la mesa ni las creencias religiosas. No olvidemos que ese cuadro anacrónico es el reflejo maximizado de una sociedad que actualmente requiere cambios profundos para superar gran parte de sus problemas y así podamos finalmente avanzar como nación.

Visita también:

miércoles, 12 de julio de 2017

Mauro Libi: Apoyo al deporte como parte de nuestro compromiso social

Para poder proyectar adecuadamente los valores corporativos en la comunidad a través de nuestras políticas y programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es importante ser coherente y consecuente con el segmento poblacional clave a quien va dirigido nuestros productos.

Por eso al hablar de la avena como uno de los cereales más completos y saludables, cuyo aporte nutricional satisface los requerimientos de los niños y jóvenes, inmediatamente nos remitimos a la alimentación, deporte y entretenimiento como pilares de su desarrollo integral y como líneas de acción para impactar positivamente en ellos.

Nuestro balance social en los últimos años ha dado cuenta de nuestra inquietud y sensibilidad social por la juventud en situación vulnerable. Lo que empezó como pequeños donativos y acciones filantrópicas evolucionaron en una serie de programas y patrocinios para impulsar el deporte y llevar los beneficios de la avena donde más se necesita.
Lo que comenzó hace una década con la Casa Hogar Al Fin, donde hemos dado abrigo a casi un centenar de niños en estado de desprotección, hoy se ha extendido a través del Programa Mi Avena en escuelas públicas del estado Miranda y la presencia de nuestra marca Avelina en diversas disciplinas deportivas.

Desde el 2012, Avelina forma parte del grupo de marcas que apoya al béisbol nacional, con presencia activa en los principales estadios a nivel nacional y la entrega de la primera Copa Avelina en el Estadio Universitario de Caracas.

También hemos vinculado la combinación adecuada de carbohidratos y proteína que ofrece la avena con la dieta de los deportistas, acompañándolos también en el básquet y en el futbol de primera división, a través del patrocinio a Cocodrilos de Caracas y el Caracas Futbol Club.


Hace unos meses estuvimos presentes en la 52º edición de la Vuelta al Táchira apoyando la formación y desempeño de seis atletas de élite a través de la Fundación Deportiva “Samuel Villamizar”. Lo mismo ocurrió con el ciclismo de montaña cuando apoyamos a los cuatro atletas que representarían a la ciudad capital en el campeonato nacional.
Otra oportunidad que tuvimos para fomentar el deporte y el estilo de vida saludable como valores característicos de la marca Avelina fue la Media Maratón de Guarenas donde asistimos a los atletas a través de un punto de hidratación con agua de avena y el aporte a Fundaguarenas como organizadores del evento.


Definitivamente, el deporte ha sido una de las actividades que más nos ha acercado a buena parte de nuestros consumidores. Seguiremos avanzando en este sentido para contribuir al logro de una juventud más sana y feliz de la mano con Avelina.

Visita también:
www.mauro-libi.com